Senegal en 20 palabras

Baobabs milenarios, bolongs kilométricos, una rica gastronomía o playas de ensueño, son algunos de los atractivos que te ofrece Senegal, el gran desconocido de África.

Te traemos 2o términos que definen a Senegal, un país de pescadores, de coloridas canoas y de relajados tés a la sombra en sus calurosas tardes. Hay muchos más, pero tendrás que ir para descubrirlos.

Baobab

El baobab, árbol sagrado, es, sin duda, uno de los símbolos de Senegal. Este gigante y misterioso «árbol botella» tiene un tronco cuya madera es muy esponjosa: una reserva de agua, que permite que los baobabs soporten largos períodos de sequía.

El baobab tiene un gran simbolismo en los rituales animistas y sus enormes troncos huecos han sido, durante mucho tiempo, la tumba de los griots.

Estos impresionantes árboles pueden utilizarse para muchos fines: desde fabricar cuerdas con su corteza, hasta hacer tés o mermeladas con sus frutos.

Bissap

El ingrediente principal del bissap es la flor del hibisco rojo, que se utiliza en la cocina y en la medicina tradicionales. El bissap rojo, es la bebida típica de Senegal y se consume en todo el país, principalmente en zumo. Se considerada un remedio para todos los males, siendo muy conocidas sus propiedades energéticas, tonificantes, digestivas y diuréticas.

Flor de hibisco rojo para hacer bissap

En cualquier pequeña aldea podrás encontrar quien venda zumo de bissap casero, congelado, muy refrescante. ¿Qué mas puede apetecerte en una de las calurosas tardes de Senegal? Sin embargo, debes tener precaución y beber bissap sólo cuando tengas la seguridad de que está elaborado con agua embotellada.

Bolong

Accidente geográfico específico de algunas zonas costeras de Senegal y Gambia, es una especie de ría, formada solo de agua salada, que ocupa una zona muy llana excavada por el curso de un río viejo. Se extiende a lo largo de muchos km hacia dentro (en algunos casos mas de 200 km) y tiene dos subidas y bajadas de agua al día, dependiendo de las mareas del océano.

Foto aérea de un bolong en Senegal

Rodeado de manglares, el bolong es rico en ostras, peces y berberechos. Además, en los bolong podrás observar muchas aves locales y migratorias, mientras disfrutas de un inolvidable paseo en canoa.

Cacahuete

Puede decirse que los cacahuetes son el producto nacional de Senegal. Podrás comerlos como más te apetezca: tostados y salados, caramelizados o en salsa, con carne. En Senegal, los cacahuetes se utilizan para hacer de todo: aceite, jabón o tortas para el ganado. No dejes de probar el «mafé» (salsa hecha con pasta de cacahuete).  Eso si, déjate la tarde libre (mejor comerlo a mediodía) para hacer la digestión.

Senegal es el primer productor y exportador mundial de aceite de cacahuete.

Canoa

El fuerte vínculo de Senegal con esta frágil embarcación, se percibe a lo largo de toda la costa del país, donde las canoas son el centro en torno al que gira la pesca: una actividad económica y social que, durante mucho tiempo ha sido fundamental para Senegal. Llenas de colorido, y debido al agotamiento de los bancos de pesca en las costas senegalesas, las canoas pasaron a ser el centro de otra realidad: la salida ilegal, pero sobretodo peligrosa, en busca de un futuro mejor en Europa.

Coloridas piraguas en St. Louis, Senegal

En «La pirogue», se narra la historia de un grupo de 30 personas que parten de una aldea de pescadores en los suburbios de Dakar, con el objetivo de llegar a las Islas Canarias.

Choza

Las chozas son las viviendas tradicionales de Senegal. Las hay cuadradas, rectangulares o circulares y pueden ser de una o dos plantas. Se construyen principalmente de ladrillos hechos con tierra, paja y madera.

Choza redonda en Senegal

Una de las experiencias que más te hará sentir que estás en Senegal es dormir en una de estas construcciones típicas de la arquitectura africana, símbolo de la familia e indispensable para desarrollar el sentimiento de identidad.

Gazelle

Elaborada en Dakar desde 1928, la Gazelle es una cerveza suave y ligera que podrás encontrar casi en cualquier lugar. A pesar de su mayoría musulmana, el consumo de alcohol es visible y tolerado en Senegal. Una Gazelle bien fresca después de un abrasador día de trabajo, es uno de los placeres de los que los senegaleses disfrutan a menudo.

La cerveza Gazelle se ha adaptado al mercado, lanzando envases de 33 y 50 cl, que no siempre son aceptados por los puristas, que siguen prefiriendo el histórico formato original de 63 cl.

Karité

El karité es un árbol común de las sabanas de África occidental, cuyo nombre en wolof significa «árbol de mantequilla». En muchos lugares de Senegal, las mujeres recolectan sus frutos y extraen, de manera artesanal, la mantequilla que utilizan para hidratar su piel y su pelo. Además, fabrican otros productos como jabón o cremas, suponiendo, en muchos casos, la forma de vida para muchas mujeres en Senegal.

Lucha senegalesa

La lucha libre es el deporte nacional de Senegal. Mucho más popular que el fútbol, este deporte de raíces tradicionales, reúne a miles de personas de toda condición y estrato social, que se emocionan al ver a sus ídolos intentar derribar a sus rivales.

La lucha senegalesa, que tiene su origen en un adiestramiento de siglos de antigüedad en las remotas aldeas de Senegal, es deporte, pasión y espectáculo, pero no solo. El combate es doble: los marabúes (representantes religiosos) utilizan fórmulas secretas para anular la fuerza del contrario.

Una de las experiencias de las que más disfrutarás en Dakar es acercarte al atardecer a alguna de las playas de «La Corniche», donde los luchadores entrenan a la hora de la puesta del sol, a la luz de esos atardeceres únicos de África.

Mbalax

Sin duda, la identidad musical senegalesa está representada en este estilo que mezcla ritmos tradicionales africanos con música occidental moderna. Con la colonización francesa, ritmos como el jazz, la música latina, o el funk,  llegaron a la escena musical de Senegal, influyendo notablemente en la misma.

Cuando Senegal se independizó, el país comenzó a recuperar su identidad africana, dando lugar a esta interesante fusión musical que escucharás tanto en clubs nocturnos, como en reuniones sociales, eventos religiosos o en cualquier otra celebración.

Magal

El Gran Magal de Touba es el principal evento religioso de Senegal, una gran peregrinación anual de cientos de miles de muridíes que se dirigen hacia Touba, ciudad santa equivalente a la Meca del África Occidental. El muridismo es una rama del Islam fundada por Ahmadou Bamba, que aúna las enseñanzas del profeta Mahoma con los valores de la cultura wolof. El Magal conmemora la partida al exilio del fundador de la cofradía.

La Gran Mezquita de Touba, revestida en marmol blanco y con cuatro minaretes es el mayor templo de toda África Occidental y alberga los restos mortales de Amadou Bamba.

Manglar

Los «mangles» son árboles muy resistentes a condiciones extremas, que crecen y florecen en aguas salobres. El delta del Sine-Saloum, Reserva Mundial de la Biosfera, es una de las áreas con mayor riqueza de ecosistemas de Senegal.

Recorrer los laberínticos manglares en canoa, visitar alguno de los poblados de las islas u observar la gran cantidad de especies animales que viven en estos ecosistemas, son experiencias que no puedes dejar de disfrutar en tu visita a Senegal.

Sabar

La música y la danza son vitales en Senegal. El sabar representa tanto una danza popular que se baila en bodas, celebraciones o fiestas comunitarias, como el tipo de tambor que le dio nombre. Se forma un gran círculo y los bailarines comienzan sus movimientos, lentos al principio, dejándose ir, poco a poco, hasta llegar al éxtasis, con un baile espectacular y sublime.

Mujeres bailando en un sabar, en Senegal

La danza es una especie de competición, en la que cada participante exhibe sus mejores movimientos, retando al otro, pisando con fuerza el suelo y marcando el ritmo que los tambores deben seguir.

Saludos

El saludo en Senegal es todo un ritual de suma importancia. Empezar a hablar con alguien sin haberle saludado previamente, es una ofensa. Con un poco de práctica, conseguirás dominar el arte del saludo, lo que tus interlocutores valorarán enormemente. Todo suele empezar con un «Hola», seguido de «¿Cómo estas?, cuya respuesta será algo parecido a «Bien, gracias», «y tu, ¿cómo estás?». A partir de aquí, cualquier noticia sobre la familia, el trabajo, la salud o las ovejas, será bienvenida.

Así que, sonríe mientras das un apretón de manos a tu interlocutor, interésate por la familia y la salud, y disfruta de tus nuevas amistades senegalesas.

Sept-Place

Los sept-place son maltrechos peugeot ranchera con tres filas de asientos y capacidad para siete personas. Salen de las estaciones de autobuses cuando están completos y el orden de llegada determinará dónde vas a asentarte. En los asientos traseros, el espacio para las piernas es mínimo. Los precios son fijos para cada destino y suelen cobrar un extra por el equipaje.

Digamos que no será la forma más cómoda en la que has viajado en tu vida, pero lo que si es cierto es que es la mejor manera de participar en la vida de Senegal.

Tabaski

La Tabaski es la fiesta del cordero, el Eid el Kebir. Es una gran fiesta, un día especial cuyos preparativos comienzan semanas antes de la fecha en que se celebrará. Cuando el día se va acercando, podrás ver ovejas en cualquier sitio: en pequeños rebaños, en cercados improvisados, en los techos de los autobuses e incluso en las motos!

Cabras en un callejón cerca del mar en

En esta fiesta, sobretodo familiar, se sacrifica un cordero y la carne se comparte con familiares y conocidos, en entornos de largas conversaciones y saludos. Si estás en Senegal durante la Tabaski, seguro que te invitarán a compartir ese momento; no te lo pierdas, salvo que seas vegetariano.

Tomar el té en Senegal va mucho más allá de un acto puramente «gastronómico». Para los senegaleses es uno de los momentos más importantes del día. La ceremonia del té (ataya) puede desarrollarse en cualquier momento y lugar. Resulta hipnótico mirar con qué destreza la persona responsable de llevar a cabo la ceremonia, vierte el té repetidamente entre los vasos y la tetera hasta conseguir una gruesa capa de espuma.

Como habrás imaginado, la ataya es una ceremonia que requiere su tiempo. Cuando aceptas una ataya, aceptas los tres vasos de té: el primero, amargo como la vida, el segundo, fuerte como el amor y el tercero, dulce como la muerte.

Teranga

Hospitalidad en wolof, «teranga» es una de las palabras fundamentales en Senegal por los valores que representa. Convertida en slogan turístico, la teranga es mucho más que eso. Se trata de un «deber moral», una responsabilidad para con el otro, que implica acoger al que llega de fuera.

Desde compartir un té, la comida o un sitio para dormir, la teranga senegalesa siempre estará disponible para lo inesperado. Tierra de hospitalidad, en Senegal compartir es un valor básico.

Eso si, deberás tener precaución con ciertas personas sin escrúpulos que, especialmente en zonas turísticas concurridas, pueden utilizar la palabra «teranga» para aprovecharse de los turistas.

Thiep bou dienne

El tiébudien (así se pronuncia más o menos) es el plato nacional senegalés. En wolof significa arroz (thiebou) con pescado (dienne). El arroz es la base de la cocina senegalesa. En este plato, el arroz se cocina con salsa de tomate. El pescado se marina y se acompaña del arroz con diferentes verduras y especias, con lo que resulta un plato muy sabroso. La comida se sirve en un gran plato, que se pone en el centro de todos los comensales y se come en familia o con amigos.

Cuando te inviten a comer tiébudien, verás que cada persona come de la zona de la fuente más próxima. En Senegal, muchas personas no utilizan cubiertos para comer. Para compartir la comida, deberás lavarte las manos antes de comer y no introducir la mano izquierda en el plato.

Tontine

Sistema de ahorro popular liderado por mujeres, que consiste en la aportación de una pequeña cantidad de dinero a un fondo solidario, que después se entrega a una de las mujeres del grupo. Con ese dinero, pueden invertir en pequeños negocios, financiar alguna celebración (boda, bautizo), o afrontar imprevistos, como enfermedades.

Mujer organizando un Tontine en senegal

Este sistema de economía colaborativa trasciende lo puramente económico y supone un momento de encuentro que se basa en la confianza de la comunidad y en la palabra para dar validez a los acuerdos.